11 El primer diálogo entre amigos

-“¿Has visto a la Payamédica?” – le preguntó el Ratón Pérez.


El pequeño abrió unos ojos enormes en los que se veían muchas dudas.

-“¡Sí, Pérez, sí! ¿Por qué?” – se preocupó Fito pensando que quizá no había cumplido alguno de los pasos necesarios.

Su nuevo amigo lo tranquilizó.

-“Entonces subamos y juguemos juntos en esa hermosa Rueda de la Vuelta al Mundo” – dijo el Ratón mientras señalaba algo.

Fito miró hacia ese lugar. Fue como descubrir de pronto un espectáculo sorprendente. Estaba deslumbrado. Sus ojos no alcanzaban a ver tantas maravillas al mismo tiempo.

No sabía si hablar con el Ratón Pérez, si mirar hacia arriba, si mirar hacia abajo, si mirar hacia el centro. Todo en Dientileche era mágico.

Decidió posar su mirada sobre un gran grupo de hombres y mujeres vestidos como la doctora Endotelina.

-“¡Son Payamédicos!! – dijo Fito que ahora podía reconocerlos por sus coloridos trajes de payaso, sus cabezas con forma de dientes y los estetoscopios colgando de sus cuellos. Lo sorprendió la cantidad de niños que los rodeaban, muchos de ellos conocidos por él: los hermanitos Manu y Camila, el otro Manu, Sofi, Abril “la chaparrita”, Bryan, Juani, Ian, Taiel, Jazmín, Valentín, Sabri, Francisco, Mía, Augusto, Morena,… y muchos más.

¿No era que Sofi estaba desaparecida y todos la buscaban? Pues aquí estaba, jugando con otros niños. ¿Y no eran algunos de ellos los que no podían ni moverse por alguna malita enfermedad que los aquejaba? Fito miraba cómo Manu, corría de un lado a otro persiguiendo a su hermana Camila que no se dejaba alcanzar. Y así todos disfrutaban del mágico lugar.

“¿Por qué, Pérez, aquí los niños están todos bien y felices?”.

“Sigue mirando a los Payamédicos. Fíjate. ¿Ves que forman una doble fila con sus manos en alto entrelazadas? Así crean el túnel por el que pasan todos los dientileches, dejando caer sobre ellos ese baño de luces de siete colores que les da salud y felicidad. “

Fito no sabía bien qué pasaba. Los niños salían corriendo muy alegres de ese túnel mágico. ¡Qué lindo era verlos así!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada