Juguemos a encontrar las diez caras en el árbol

¡Hola, amiguitos!
Aquí les dejo un jueguito que me envió la dientileche Clarita. Ella dice que hay diez caras escondidas en el árbol. ¿Podrán encontrarlas?
¡Qué se diviertan!
¡Y Felices Fiestas para todos!
El Ratón Pérez

IX Concurso de Cuentos Infantiles Sin Fronteras de Otxarkoaga

24 de enero de 2011


Con ocasión de la celebración de las XXX Jornadas Infantiles de Otxarkoaga, que se celebrarán los días 2 y 3 de abril de 2011, el colectivo Txirula Kultur Taldea organiza este Concurso de Cuentos Sin Fronteras con el objetivo de promocionar la creación literaria en torno al cuento infantil.

Más información:
Web: http://txirulakulturtaldea.blogspot.com/
E-mail: txirulakulturtaldea@gmail.com
ipuinak@txirula.org

UNA DELICIA DE VIDEO... Los animales son maravillosos

Queridos amiguitos:
El Dientileche Paco, que vive cerca de Madrid, nos acaba de enviar este video que dice que es maravilloso. Se trata de un perro y un delfín. Los invito a verlo juntos varias veces, aunque dura como 11 minutos pero vale la pena. El que canta es Demis Roussous (los papis o los abuelos se deben acordar muy bien de él).
Un beso navideño
El Ratón Pérez
---

Una advertencia que deben leer los papis


Hola, papis dientileches:
Un amigo español, José Repiso Moyano, nos hace llegar una advertencia importante que tiene que ver con el cuidado de sus hijitos.
Me pareció importante y por eso la transcribo aquí.
Un beso grandote para todos y sigan protegiendo a sus hijos, que son mis amiguitos muy queridos.
El Ratón Pérez
---
Con motivo de las próximas fiestas, recuerdo a la población que tengan especial ciudado con sus niños respecto de algunos personajes que comienzan a deambular por las calles con disfraces alusivos, con regalos, dulces y llamativos incentivos que pudieran engañarlos; y ser víctimas de abusos y delitos.
Aconsejo ser especialmente desconfiado, y NUNCA confiar ni en la justicia ni en la policia; MEJOR PREVENIR QUE LAMENTAR.
Tenga muy en cuenta que en estas épocas los abogados no están disponibles, y los jueces corruptos y sus pagadores se aprovechan de ello. Esté en contacto permanente con su abogado en caso de urgencia.

La falsedad es fácil y por eso la atiendes más; lo que se razona es siempre difícil e implica comprensión y responsabilidad, sólo por eso tú la desatiendes.
José Repiso Moyano

Nikté: una hermosa película para los niños de la Comarca andina


¡Hola, amiguitos! Desde Esquel, una maravillosa ciudad que está junto a la Cordillera de los Andes en la Patagonia argentina, me piden que invite a los niños de esa región a ver una maravillosa película mexicana.
Así que cumplo y aquí les dejo lo que me enviaron para ustedes. Y con la información de la peli, para que los que no puedan llegarse porque viven lejos, lejos, también puedan disfrutarla.
Este domingo 5 de Diciembre a las 17.30 hs en el Centro Cultural Melipal.
Un beso grandote y ya estoy saliendo para ver qué dientecitos me han dejado bajo la almohada. ¡Y llevo muchas monedas a cambio!
Su amiguito,
El Ratón Pérez
---
“NIKTÉ” (Animación, México, 2009)

Nikté es una niña huérfana de carácter muy difícil que desea ser importante y, para lograrlo, engaña a su pueblo haciéndose pasar por la princesa anunciada en una profecía. Lo que no sabe es que esto exigirá mucho más de lo que ella puede ofrecer y que para cumplirla vivirá muchas aventuras, donde aprenderá que para ser el más grande, primero hay que ser el más pequeño.
 
(Para ver un trailer de la película, búscalo haciendo click en http://elclubdelosdientesdeleche.blogspot.com/ )

"Los Gatitos de Chiquitina"

Había una vez una niña que se llamaba Magdalena y tenía una pequeña gata, se llamaba Chiquitina.

Su mascota se pasaba todo el día comiendo.Cada 5 minutos le pedía.....

Hasta que ella se hartó y la mandó al veterinario.

El señor le dijo que iba a tener 3 gatitos, o sea que estaba embarazada!!

Y la chica dijo:"Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhaaaaaaaa!!!!!

Se puso re mal porque ahora se tenía que ocupar no de una gata sino, 4.(más la gata)

Le daba pena porque los quería tener pero sería un enorme trabajo.

Y realmente no sabía que hacer!!!

Mas tarde llegó una amiga y le dijo:¿"Porque no te quedás con los 3?"

Me encantaría dijo ella pero no puedo.

y su amiga le dijo:"¿Por qué?"

Y ella le dijo "No me dejan, es mucho trabajo"

Unas semanas después...

Magdalena estaba indecisa y realmente no tenía que es lo que podía hacer si se los quedaba y convencía a sus padres o no.

Los gatitos ya estaban enormes y hermosos.

Cuanto más pasaba peor era para ella.......

Pasó unos meses y lamentablemente se tuvieron que regalar a un familiar y unos vecinos.

La muchacha se pasó llorando porque sabía que no iban a estar "jamás"

Ese mismo día llegó su amiga y le preguntó porqué lloraba y le contestó:"Mis chiquitos no van a estar más"

Y su amiga le dijo:"¿A que te referís?"

-A los gatitos.

-Pero, no te preocupes va estar todo bien "lo importante no es si están o no los gatos aquí si no dentro de tu corazón que desde allí nunca van a salir"

Desde ese momento la niña pudo comprender que no vale la pena llorar por ellos porque sabía que si estaban dentro de su corazón "Nunca podrían salir".

Fin.
Magui

El Mundo de Olga y Daniel: É NATAL - Efigênia Coutinho

El Mundo de Olga y Daniel: É NATAL - Efigênia Coutinho

Viajando por Nuestro MundoBlogs recomendados: http://ferialibrodelmundo.blogspot.com http://cienalmas.blogspot.com http://ajedrezyborges.blogspot.com http://yobioycasares.blogspot.com http://eltuneldelosrecuerdos.blogspot.comhttp://antiguoyvalioso.blogspot.comhttp://otrogenesisposible.blogspot.com http://conceptosdefisica.blogspot.comhttp://conceptosdequimica.blogspot.com

El acuerdo entre Santa Claus y los Reyes Magos


Hola, amiguitos dientileches:
Hoy encontré el Diario Vasco en Internet y allí pude leer un cuento que no sé si es real o inventado, pero que me pareció muy hermoso.
Es para leerlo despacito y preguntando a tus papis o a tus tíos lo que no comprendas bien.
Espero que te agrade como a mí me agradó.
Te lo dejo con un beso grande, preparándome para la próxima Navidad.
---
Tenía yo nueve años cuando mi familia decidió apadrinar un niño africano. Se llamaba Olinka y pertenecía al pueblo de los masai, un pueblo pastor que vive entre la frontera de Kenia y Tanzania.

Al acercarse la Navidad, poco tiempo después de esto, mis padres me pidieron que escribiera una carta a Olinka. Me sentí confundido. Hasta ese día nunca había escrito una carta. Además, ¿qué contaría a alguien que ni siquiera conocía? Después de mucho pensar, decidí escribir a Olinka sobre Santa Claus.

"Querido Olinka -comencé-. Te escribo porque deseo hablarte de un personaje que quizá tú no conozcas, que puede ayudarte a vivir de verdad la Navidad y a conseguir montones de regalos. Se trata de un hombre fuerte y robusto con un corazón muy grandote y cuyo nombre es Santa Claus. Vive en el Polo Norte y posee una gran fábrica en la que trabajan miles de duendes, produciendo anualmente miles y miles de juguetes y gran cantidad de caramelos.

Al llegar la noche de Navidad, Santa Claus va por todas las casas donde hay niños y les reparte sus caramelos y juguetes. Viaja en un bonito trineo tirado por seis renos. El más fuerte de los renos tiene la nariz roja y brillante. Se llama Rudolf. Todos corren tanto como el viento y por eso pueden incluso elevarse por los aires y aterrizar donde quieran.

Cuando se acercan a una casa donde Santa Claus ha de dejar regalos, la nariz de Rudolf comienza a brillar con más intensidad y el trineo desciende suavemente sobre el tejado de la casa. Luego Santa Claus selecciona los juguetes, los mete en un saco y se desliza por la chimenea a fin de dejarlos en el gran calcetín que tú debes tener preparado de antemano debajo del árbol de Navidad. ¡Ah! No te olvides de poner al lado del calcetín un vaso de leche y unas galletas para Santa Claus. Como esa noche tiene tanto trabajo, necesita comer para reponer fuerzas.

Recuerda que, si quieres que Santa Claus te visite, tienes que escribirle una carta y decirle lo que deseas que te traiga. Su dirección es: Santa Claus - Polo Norte. Yo también le escribo todos los años y siempre me trae lo que pido. Bueno, algunas veces también me deja un trozo de carbón de azúcar. Esto significa que tengo que portarme un poco mejor.

Cada año, antes del día seis de enero, también escribo a los Reyes Magos. Estos son todavía más espléndidos que Santa Claus. Pero de ellos te hablaré en mi próxima carta. Ahora me duele la mano. Mi padre va a poner en inglés lo que yo te estoy contando.

Saludos a tu familia y amigos. Un fuerte abrazo de parte de Blas".

No tuve que esperar mucho tiempo la contestación a mi carta. Olinka respondió rápidamente y en la suya me decía:

"Querido Blas: No creo que Santa Claus me visite. Por lo que tú me cuentas, él está acostumbrado al clima frío y si viene aquí seguro que enfermará con el cambio de temperatura. Además su trineo podría atascarse en la arena. Yo vivo en una pequeña cabaña hecha de ramas muy flexibles, recubiertas de barro. No tiene chimenea ni tejado. La puerta de mi casa es muy estrecha. ¿Cómo podría entrar por ella un hombre tan grueso y fuerte como Santa Claus?

El único árbol que crece cerca de mi casa es la acacia. Los árboles de Navidad de los que tú me hablas, no crecen en la tierra de los masai. Y por si fuera poco, hay muchas hienas por aquí y podrían atacar a los renos. Es verdad que tenemos mucha leche de nuestras vacas, pero las galletas sólo las hay en las tiendas de las ciudades y la más próxima dista 40 kilómetros de mi poblado. Tampoco puedo preparar el calcetín, ya que nadie de mi familia lleva calcetines.

Como ves, con tantas dificultades en contra, no me atrevo ni a soñar con la visita de Santa Claus.

Antes de terminar, quisiera pedirte dos cosas: la primera es que si Santa Claus te deja este año algún carbón de azúcar, me gustaría mucho que me lo enviases. Nosotros por las mañanas solemos beber una taza de té bien azucarado y ello nos hace sobrevivir hasta la hora de comer nuestra única comida diaria. Sin duda, el carbón de azúcar nos será muy útil. La segunda cosa que te pido es que cuando escribas a los Reyes Magos podrías añadir este mensaje de mi parte: Olinka no quiere juguetes, porque no sabría qué hacer con ellos. Pero sí le encantaría recibir una manta porque en Navidad tenemos la estación de las lluvias y mucha gente suele enfermar de malaria. La manta sería de una gran ayuda para aquellos que están tiritando a causa de la fiebre".

Cuando mi padre terminó de traducirme la carta de Olinka, decidí romper mis cartas a Santa Claus y a los Reyes Magos. Escribiría unas nuevas. Me olvidé de lo que quería y pedí a Santa Claus que me trajese sólo tres kilos de carbón de azúcar y a los Reyes Magos les pedí una manta.

Al llegar la Navidad, mi sorpresa fue enorme al comprobar que también mis padres había recibido tres kilos de carbón de azúcar y una manta cada uno.

Sin pensarlo ni un momento, tan pronto como abrimos los regalos, nos pusimos a empaquetarlos de nuevo para mandárselos a Olinka cuanto antes. Por primera vez habíamos compartido lo que habíamos recibido. Nos sentimos muy felices.

Algunas semanas después, Olinka nos escribió de nuevo. Y éstas eran sus palabras: "Los masai de mi poblado estamos muy agradecidos a Santa Claus y a los Reyes Magos. Por lo que se ve se han puesto de acuerdo para hacernos saltar de alegría con los regalos que nos han hecho llegar. Nos gustaría mucho que tú y tus padres vinieseis a pasar la próxima Navidad a nuestra tierra. Aquí será todo un poco distinto. No habrá árbol de Navidad ni calcetín para Santa Claus, pero después de lo visto este año, ni a Santa Claus ni a los Reyes Magos parece importarles demasiado. Así que sin duda el año que viene volverán a pasar por aquí. ¿Vendréis a esperarlos con nosotros?

Un fuerte abrazo de parte de toda mi familia. Olinka".

Ese mismo día ya tenía pensado qué iba a pedir a Santa Claus y a los Reyes Magos para la próxima Navidad: un viaje a Kenia con mis padres para visitar a Olinka. Sería el más fantástico regalo de Navidad y Reyes de toda mi vida. Además, yo también le podría llevar algunas buenas mantas.

RJ
 
---

Me preguntan si es bueno comer la piel o cáscara de las frutas

¡Hola, amiguitos!
Me preguntan si es bueno o malo comer la cáscara de algunas frutas. Por supuesto no es lo mismo para los ratones que para los niños, porque cada uno tiene su dieta recomendada. No les aconsejo, por ejemplo, comer la cáscara de cocos, melones, sandías, y cosas así.
Pero una manzana como la de la fotografía es otro asunto.

Según manifiesta la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), ingerir frutas peladas o con piel no se puede considerar una cuestión relativa a la seguridad alimentaria. El consumo de frutas sin pelar depende de los tratamientos a los que las sometieron antes de que las tengas delante tuyo para ser comidas.

Si por cuestiones relativas a los valores nutricionales, sobre todo por su alto contenido en fibra, se opta por consumir la piel de la fruta, se recomienda siempre lavarla. La finalidad es eliminar tanto residuos de plaguicidas como suciedades y restos de tierra que pueden aportar al alimento bacterias, virus, parásitos y otros contaminantes como el plomo. Las frutas y verduras deben lavarse bajo un chorro de agua potable. Si están muy sucias, pueden sumergirse o emplearse desinfectantes como la lejía (lavandina o hipoclorito de sodio) de uso alimentario y después enjuagarse con agua limpia.


Así que, como la cáscara de algunos alimentos como la manzana es beneficiosa para tu salud, tómense el tiempo necesario para lavarla "a fondo", con todo cuidado, y asegurarse de que ha quedado tan limpia como era posible.

¡Que las disfruten, y gracias por consultarme!
Vuestro amigo,
El Ratón Pérez
(Agradezco los datos que me envió el dientileche Julio Victorio)

Se dice de mí... ¿Qué se dice por ahí sobre tu amigo el Ratón Pérez?



Veamos qué dicen sobre mí esos famosos de la Wikipedia.

"El ratoncito Pérez es un personaje de leyenda muy popular entre los niños hispanoamericanos y españoles. Al igual que el hada de los dientes de los países de habla inglesa, cuando a un niño se le cae un diente lo coloca debajo de la almohada mientras duerme y, según la tradición, este personaje se lo cambia por un regalo. "

¿Personaje de leyenda? ¿Con eso quieren decir que no existo, que no soy, que no estoy? Entonces ¿por qué todos los dientileche - los que lo son ahora y los que lo fueron antes - cumplían con eso de poner el diente caído bajo la almohada? Eso me hace salir cada noche a recorrer miles de casas, entrar a miles de habitaciones, recoger miles de dientes de leche y dejar miles de euros, dólares, pesos o lo que sea en cada caso para retribuir a los niños que confían en mí.

"Según la tradición" cambio dientes por regalos. La tradición es lo que yo sigo haciendo como mis padres, mis abuelos, mis bisabuelos, etc. que se ocupaban de esta cuestión. Para que tú recibas tu regalo y para que yo pueda con tu dientecito continuar construyendo el país que ya conocen.

"Esta tradición es prácticamente universal aunque adopta formas diversas en distintas culturas. Se le reconoce como "Ratoncito Pérez" en los países hispanohablantes, con la excepción de algunas regiones de México y Chile en donde se le dice "el Ratón de los Dientes" y en Argentina, Venezuela, Uruguay y Colombia simplemente "El Ratón Pérez". En Francia se le llama "Ratoncito" (la petite souris), en Italia se le conoce como "Topolino", "Topino" (Ratoncito) o "Fatina" (Hadita) y en los países anglosajones este papel lo encarna el "Hada de los dientes" (Tooth Fairy). En Cataluña esta tarea es encomendada a "l'Angelet" (el Angelito), en el País Vasco -sobre todo Vizcaya-, se encarga "Maritxu teilatukoa" (Mari la del tejado) y en Cantabria es "L´Esquilu de los dientis" (La Ardilla de los dientes). En algunos lugares es tradición tirar los dientes de los niños a los tejados de las casas."


Es verdad, tengo diferentes nombres pero siempre soy el mismo. Si me llamas "Pérez" es porque en realidad nunca tuve documentos de identidad muy legales y hay tantos Pérez por allí que todos los que andamos por España o por Latinoamérica o nos llamamos Pérez o algún familiar se llama Pérez.
 
Si me dices "el Ratón de los Dientes" estarás diciendo la pura verdad también, porque ése es mi trabajo que hago con mucha alegría y que reparte felicidad por todos mundo.
 
El Hada de los Dientes me ayuda porque no puedo yo solito hacer todo el trabajo, pero somos una verdadera comunidad de la que participo y en la que hay ratones amigos, hadas, la Mari del tejado, la Ardilla de los dientes y más que vas a ir conociendo de a poco.
 
Seguramente soy "una leyenda" para aquellos que por no creer en mí y en mis amigos no colocan su dientecito bajo la almohada y por eso se quedan sin regalo. Pero no debo ser una leyenda para ti que por creer colocas tu dientecito y entonces pueden comprobar que llego a tu casita, retiro el diente y te dejo el regalo.
 
Algún día te dará vergüenza quizá hablar de mí. Es porque, como dicen, te habrás convertido en un "adulto". Y eso no te hará ganar nada. Te hará perder la felicidad de recibir regalos nocturnos bajo la almohada y transformar la pérdida de un diente en una verdadera fiesta de ilusión y de esperanza.
 
Pero podrás explicarle a tus hijos y nietos que no puedes decirlo delante de otros adultos porque se reirían tontamente de ti, pero que el Ratón Pérez, o cualquiera de sus amigos, existen realmente porque nacen de la inocencia que es un don del alma que nunca debemos perder. Y les dirás que dejen su dientecito porque tú te ocuparás personalmente, como viejo amiguito mío y socio del Club de los Dientes de Leche desde muchos años atrás, de que me llegue la cartita y así andaré bajo su almohada, cerca de su carita, y aprovecharé para darles un besito cariñoso.
 
Hasta cualquier momento
 
Tu amigo,
El Ratón Pérez

Un halloween especial para mis amiguitos españoles

(EROSKI CONSUMER)

Halloween ecológico y barato. Te propongo reducir el impacto ambiental de esta fiesta y ahorrar dinero.
Halloween se ha hecho poco a poco un hueco entre las fiestas del año de varios lugares del mundo.

En la noche del 31 de octubre, víspera del Día de Todos Los Santos, los disfraces terroríficos, la decoración de ultratumba, las golosinas y, sobre todo, las ganas de divertirse, se han vuelto un reclamo irresistible.
Pero también puede suponer un alto impacto para el medio ambiente y un gasto extra para el bolsillo.

En Estados Unidos, el país que ha exportado esta fiesta al resto del mundo, se estima que se destinan unos 6.000 millones de dólares.

Las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) son también de uso básico en un Halloween ecológico. Los disfraces y los elementos decorativos, esenciales de esta fiesta, se pueden aprovechar de otros años. Otra opción es combinar diversas prendas y complementos de casa o que se intercambien con familiares y amigos.

Tú puedes incluso confeccionar tu propio disfraz. La imaginación es una poderosa y económica herramienta e Internet también puede ayudar: es posible buscar imágenes y páginas web que explican cómo hacer vestidos de Halloween. Y, como son para asustar, ¡cuanto más feos sean, mejor!.

Y por supuesto hay que huir de todos los disfraces y complementos de poco precio y mala calidad, que no aguantan más allá del mismo día de la fiesta. Lo barato sale caro, no sólo para el bolsillo sino para el medio ambiente. La cantidad de residuos que se generan con los productos de usar y tirar llenan los vertederos y provocan el uso de más materias primas, que aumentan la ya de por sí abultada huella ecológica.

Si la fiesta se va a celebrar en casa, la decoración es otro elemento fundamental. La estrategia es la misma que con los disfraces: recurrir a los clásicos objetos decorativos de años anteriores, y cuidarlos bien para que duren para el siguiente, reutilizar objetos como escobas viejas, trapos oscuros y deshilachados para dar el aspecto lúgubre necesario, ir al jardín, al parque o bosque más cercano para recoger hojas y ramas secas, decorar la zona de la fiesta con pinturas no tóxicas, aprovechar cartones y papeles usados para dibujar elementos decorativos, etc. Las invitaciones se pueden hacer con materiales reutilizados o mandarlas por correo electrónico o a través de las redes sociales.

Habría mucho más que decir acerca de las velas, y otras cuestiones. Pero creo que ya has comprendido la idea: festejar Halloween, si en tu lugar se acostumbra, pero gastando poco y cuidando el medio ambiente.

Para que asustemos gente como corresponde pero que no la asustemos como no corresponde.
¡Qué te diviertas!


Espero que tengas para mí un pedacito de queso, porque ése es un dulce para mí. Si no lo tienes y toco el timbre de la puerta de tu casa para que no me dés nada, aguanta la broma.

Tu amigo de siempre,
El Ratón Pérez

¿Por qué escribimos los números como los escribimos?

LOS NÚMEROS

The Numbers!

Los números que escribimos están compuestos por algoritmos, (1, 2, 3, 4, etc) llamados algoritmos arábigos, para distinguirlos de los llamados algoritmos romanos (I; II; III; IV; etc.).
The numbers that we write are composed by algorithms (1,2,3,…) called: “Arabian Algorithms" to distinguish them from the “Roman Algorithms”, (I,II,III,IV…)

Los árabes popularizaron estos algoritmos, pero su origen se remonta a los comerciantes fenicios que los usaban para contar y anotar su contabilidad comercial.

The arabs popularized these algorithms, but the origen is coming from the fenitian merchans that used them to count and register comercial transaction.


¿Tú te preguntaste alguna vez, el motivo por el cual 1 significa “uno”, 2 significa “dos”, 3 significa “3”…?
But sometimes perhaps you asked yourself why the “1” means “one”, the “2” means “two”, the “3” means “three”.. And so on! Hummmm! Why?
 
¿Cuál es la lógica que existe en los algoritmos arábigos?
Which one is the logic on these “Arabian Algorithms”? Hummmm?
 
¡Fácil! ¡Muy fácil!
Easy!  Very easy!
¡Son ángulos!
They are angles!




Mira estos algoritmos escritos en su forma primitiva y compruébalo.
Look at these algorithms in their primitive form and then try on. You will see!


¿Has visto? Todos los días se aprende algo nuevo.
Did you see? We can learn a new thing every day.

(Enviado por el dientileche Alberto desde California)

¿Cuándo celebramos el Día de las Madres?

Esta foto la tomé el día en que mi esposa ratona
tuvo otra vez más (porque ya van muchas)
ratones hijos de ella y míos.
A ella nunca le faltan regalos el Día de la Madre.

¡Hola, amiguito dientileche!

El próximo domingo 17 de Octubre se celebra en Argentina el Día de la Madre. Es el día que los niños de ese país (y los que ya no son niños pero lo fueron) homenajean o recuerdan a sus madres.
¿Por qué no se festeja el mismo día en todos los países?
En el año 1870, hace muuuucho, una señora llamada Julia creó en su país un día destinado a las madres por la paz. Pero luego en cada lugar eligieron un día diferente para celebrar con nuestra mamá, los que tenemos la suerte de que esté con nosotros, o para recordarla si ya está en el cielo.
Yo tengo mi mamá ratona algo viejita pero está bastante bien de salud, y por eso estoy preparando para ella una gran torta de queso, que es lo que más le gusta. Ya no hace falta que me diga que me porte bien porque soy grande y siempre hago las cosas lo mejor que puedo. Pero mis ratoncitos hijos a veces no se portan así con mi ratona esposa, que es la mamá ratona de ellos. Aunque estoy seguro de que la aman mucho como yo a mi mamá.
Cuando los griegos de antes dominaban el mundo, festejaban el día de Rea (luego llamada Cibeles) que era algo así como la gran madre de los dioses.
Y cuando fueron los romanos los que conquistaron muchos otros lugares de Europa, de Asia y de África, siguieron festejando el día de Cibeles. ¿Sabes cómo llamaban ese día? Le decían "la Hilaria".
Siempre se celebró este acontecimiento aunque no es tan importante que haya un día especial. Porque tu mamá no solamente te dio la vida sino que después, en cada momento, te brindó su apoyo y sus cuidados. No lo hizo un día en especial sino todos los días.
Por eso creo que todos los días son el Día de la Madre y todos los días debemos homenajearla o recordarla.
¿Le regalas algo en su día? Si te gusta hacerlo, está bien. Y mucho mejor cuando el regalo que le das lo has hecho tú mismo, porque a ella lo apreciará más. Pero una simple tarjetita o una cartita será suficiente para que se sienta feliz porque su hijo pensó en ella.
Así que, si tienes la posibilidad de darle un beso en ese día especial, dale dos. Uno también de mi parte. Y dile que el Ratón Pérez no solamente sabe todo sobre cada niño sino que también cuida de que sus madres hagan todo lo que tienen que hacer para que su hijito esté muy bien. Y cuando ellas necesitan ayuda, el Ratón Pérez está siempre cerca para darles una manito.
Porque tu mamá y yo pensamos lo mismo: que lo más importante en el mundo eres tú.
Un saludo muy cariñoso para ti y todo lo mejor para tu mami, esté contigo o esté en el cielo. Si ya ha partido, desde alguna estrellita te estará viendo el próximo Día de la Madre para ver si su hijito la recuerda con el mismo amor que ella lo recuerda a él.

Tu amigo
El Ratón Pérez
en el "Día de la Madre" sea en la fecha que sea donde tú estás.

Un cuento para ti: "Un ángel"

Había una vez una niñita sentada en un parque, todos pasaban por su lado y nunca nadie se detenía a preguntarle que le ocurría.
Vestida con un traje descolorido, zapatos rotos y sucios, la pequeña niña se quedaba sentada mirando a todo el mundo pasar.
Ella nunca trató de hablar, no dijo ...una sola palabra.
Muchas personas pasaron pero nadie se detuvo.
Al día siguiente yo decidí volver al parque a ver si la pequeña niña estaba ahí.
Si, ahí estaba! en el mismo lugar en el que estaba ayer.
Con la misma mirada de tristeza en sus ojos.
Me dirigí hacia ella. Al acercarme noté que en su espalda había una joroba.
Ella me miró con una tristeza tan profunda que me rompió el alma.
Me senté a su lado y sonriendo le dije: "hola".
La pequeña me miró sorprendida y con una voz muy baja respondió a mi saludo.
Hablamos hasta que los últimos rayos de sol desaparecieron.
Cuando sólo quedábamos nosotros dos y todo era oscuridad alrededor, le pregunté por qué estaba tan triste.
La pequeña me miró y con lágrimas en sus ojos me dijo: "porque soy diferente".
Yo le respondí con una sonrisa: "lo eres". Y ella dijo aún más triste: "lo sé".
 Yo le contesté: "Pequeña, ser diferente no es malo. Tú me recuerdas a un ángel dulce e inocente."
Ella me miró... se sonrió y por primera vez sus ojos brillaron con la luz de la alegría.
Despacio ella se levantó y me dijo: "¿Es cierto lo que acabas de decir?"
Yo le respondí: "Eres como un pequeño ángel guardián enviado para proteger a todos los que caminan por aquí."
Ella movió su cabeza afirmativamente y sonrió.
Ante mis ojos algo maravilloso ocurrió.
Su joroba se abrió y dos hermosas alas salieron de allí.
Ella me miró sonriente y me dijo: "Yo soy tu ángel guardián".
No sabia que decir.
Ella me dijo: "Por primera vez pensaste en alguien más.  Mi misión esta cumplida".
Yo me levanté y le pregunté por qué nadie le había ayudado.
Ella me miró y sonriendo me dijo: "Tú eres la única persona que podía verme."
Y ante mis ojos desapareció!...
Después de ese encuentro mi vida cambió dramáticamente.
Cuando pienses que solo te tienes a ti mismo, recuerda que tu ángel guardián está siempre pendiente de ti.
Como la historia nos enseña... todos necesitamos a alguien.
Cada uno de tus amigos es, a su manera, un ángel.

Autor desconocido

Los hermanos Mario cumplen 25 años. (Mario Bros.)


Los hermanos Mario son dos fontaneros (plomeros), Mario y Luigi.
Y ya conoces que forman parte de un juego cuyo objetivo es derrotar a todos los enemigos en cada nivel.

Los dos extremos de cada nivel tienen una característica mecánica que le permite al jugador salir por la izquierda y aparecer a la derecha, y viceversa. Cuantos más niveles cruce Mario, mayor será la dificultad, y aparecerán un número mayor de enemigos cada vez más fuertes y muchísimo más difíciles. Pero no es del juego que quiero hablarte.

Mario (¡Super Mario!) tenía como primer oficio: la carpintería, por el año 1981. Bajo el apodo de Jumpman en Donkey Kong donde tenía que rescatar a su primera novia.


En 1982 los roles se invirtieron. En el juego Donkey Kong Jr., el hijo del mono mayor que antes lo había castigado arrebatándole su mujer, debía rescatar a su padre quien estaba encerrado en una jaula custodiada por el entonces carcelero Mario. Esta es considerada su primera y única aparición como villano en un videojuego.

En 1983, se lanzo al mercado en labor de fontanero o plomero que fue con lo que se conoció desde entonces y que llevó su propio nombre: Mario Bros. Mario también fue un dibujo que impresionó a las personas que jugaban su video juego de forma que se convirtió en un juego reconocido mundialmente tanto en las consolas como en la television de esos años.

"Mario Bross" fue llamado el primer juego con su nombre autentico hasta estos años (2010).
Segun los expertos es un juego tanto para las personas adultas como los niños.
La primera vez que Mario salió en las pantallas su venta se convirtio en un éxito, ya que su intención de entretener la cumplía muy bien.
 

NUEVA FERIA DEL LIBRO EN INTERNET


Septiembre 27 de 2010
El conjunto de sitios y blogs que desde hace ya varios años constituyen "El Mundo de Olga y Daniel", creado y dirigido por los especialistas Olga Isabel Román y Daniel Aníbal Galatro, acaba de poner al servicio de los internautas una Feria del Libro virtual que han denominado "Levantando Vuelos".
El propósito principal de este nuevo proyecto es posibilitar a los nuevos escritores y poetas la exhibición de su material en una vidriera de alta difusión, que también les permitirá vender sus trabajos conectando con los compradores potenciales en forma directa, ya que la Feria no actúa como intermediario.
Se expone además material provisto por grandes centros editoriales de antigua trayectoria en la Red. de modo de satisfacer ampliamente a los interesados en adquirir libros y apuntes tanto impresos en papel como en forma de libros electrónicos.
La dirección del referido blog es http://ferialibrodelmundo.blogspot.com/  y allí podrá encontrarse no solamente un abundante propuesta en material bibliográfico sino toda la información necesaria para un mejor aprovechamiento de esta nueva propuesta en internet.

PUBLICAN DIENTILECHE!!!!

 Estimado Ratón Pérez!!!Pasó tiempo pero al fin llegamos a tu cuento!!!Hermoso , será publicado mañana en boletín y web, para que todos lo disfruten y te envíen mensajes tal como solicitaste.
http://www.leemeuncuento.com.ar/dientileche-1.htm


Un abrazo grande!Maria Fernanda

Chicos!!!!
Dientileche, ""El País de los Niños" ya se encuentra en la feria del libro"levantado vuelos"
siiiiiiiiii!! el cuento completo!! pero ya se viene el dos!!!!
Los espero!!!

Te invito a pasar un ratito hermoso.

¡Hola, Dientileche!
Aquí te traje un video que te va a gustar mucho.
No te anticipo de qué se trata, salvo en la imagen, para que sea una sorpresa.
Siéntate cómodamente y disfrútalo junto a tus papis, a tus abuelitos, a tus amigos...
Y luego cuéntamente qué te ha parecido.

Tienes que hacer click aquí:
http://www.wimp.com/babymoose

Tu amigo
El Ratón Pérez

DÍA DEL PADRE - 24 DE AGOSTO - Máximas de San Martín a Merceditas

Este día, ya fue conmemorado en casi la totalidad de nuestro país, en homenaje a un padre norteamericano en lugar de hacerlo en el mes de agosto, como ya está establecido desde 1956, en homenaje a un padre Argentino.

Desde hace varios años, distintas instituciones y personas están bregando para que se haga realidad el proyecto de Ley que volvía a establecer el Día del Padre (24 de agosto) en homenaje al Padre de la Patria General D. José de San Martín, en el día del nacimiento de su hija Merceditas.
Este proyecto fue aprobado por unanimidad por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación en diciembre de 2004 (Orden del Día 1798 del 26-NOV-2004 Exp.152/04 HCDN) y pasó para ser tratado en la Honorable Cámara de Senadores de la Nación, donde fue demorado, influenciado por intereses económicos, pero se consiguió que se emitiera el correspondiente Dictamen Parlamentario en septiembre de 2005 (Orden del Día 1132/05 HCSN), pero al no ser tratado en el recinto antes de la última sesión del año, el mismo caducó definitivamente.
 
 

MÁXIMAS PARA MI HIJA

Humanizar el carácter y hacerlo sensible aún con los insectos que no perjudican.
Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.
Inspirarla a una gran confianza y amistad pero uniendo el respeto.
Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.
Respeto sobre la propiedad ajena.

Acostumbrarla a guardar un secreto.
Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.
Dulzura con los criados, pobres y viejos.
Que hable poco y lo preciso.
Acostumbrarla a estar formal en la mesa.
Amor al aseo y desprecio al lujo.
Inspirarle amor por la Patria y por la Libertad.
 
Gral. José de San Martín

Te invito a ver un pequeño pero hermoso desfile

Es la Banda Militare "Tacuari" del Regimento de Infanteria 1 "Patricios" aus Argentinien bei der Musikschau der Nationen 2003 in Bremen.
No te asustes. Te traduzco. Es la Banda Militar Tacuarí del Regimiento Patricios actuando en Bremen, Alemania.
Espero que te guste.



CONSEJOS PARA PAPIS Y MAMIS...

...1. Demuéstrale lo mucho que le quieres.


Todos los padres quieren a sus hijos pero ¿se lo demuestran cada día?, ¿les dicen que ellos son lo más importante que tienen, lo mejor que les ha pasado en la vida? No es suficiente con atender cada una de sus necesidades: acudir a consolarle siempre que llore, preocuparse por su sueño, por su alimentación; los cariños y los mimos también son imprescindibles. Está demostrado; los padres que no escatiman besos y caricias tienen hijos más felices que se muestran cariñosos con los demás y son más pacientes con sus compañeros de juegos. Hacerles ver que nuestro amor es incondicional y que no está supeditado a las circunstancias, sus acciones o su manera de comportarse será vital también para el futuro. Sólo quien recibe amor es capaz de transmitirlo. No se van a malcriar porque reciban muchos mimos. Eso no implica que dejen de respetarse las normas de convivencia.

2. Mantén un buen clima familiar.

Para los niños, sus padres son el punto de referencia que les proporciona seguridad y confianza. Aunque sean pequeños, perciben enseguida un ambiente tenso o violento. Es mejor evitar discusiones en su presencia, pero cuando sean inevitables, hay que explicarles, en la medida que puedan comprenderlo, qué es lo que sucede. Si nos callamos, podrían pensar que ellos tienen la culpa.Si presencian frecuentes disputas entre sus padres, pueden asumir que la violencia es una fórmula válida para resolver las discrepancias.

3. Educa en la confianza y el diálogo.

Para que se sientan queridos y respetados, es imprescindible fomentar el diálogo. Una explicación adecuada a su edad, con actitud abierta y conciliadora, puede hacer milagros. Y, por supuesto, ¡nada de amenazas! Tampoco debemos prometerles nada que luego no podamos cumplir; se sentirían engañados y su confianza en nosotros se vería seriamente dañada. Si, por ejemplo, nos ha surgido un problema y no podemos ir con ellos al cine, tal como les habíamos prometido, tendremos que aplazarlo, pero nunca anular esa promesa.

4. Debes predicar con el ejemplo.

Existen muchos modos de decirles a nuestros hijos lo que deben o no deben hacer, pero, sin duda, ninguno tan eficaz como poner en práctica aquello que se predica. Es un proceso a largo plazo, porque los niños necesitan tiempo para comprender y asimilar cada actuación nuestra, pero dará excelentes resultados. No olvidemos que ellos nos observan constantemente y "toman nota". No está de más que, de vez en cuando, reflexionemos sobre nuestras reacciones y el modo de encarar los problemas.Los niños imitan los comportamientos de sus mayores, tanto los positivos como los negativos, por eso, delante de ellos, hay que poner especial cuidado en lo que se dice y cómo se dice.

5. Comparte con ellos el máximo de tiempo.

Hablar con ellos, contestar sus preguntas, enseñarles cosas nuevas, contarles cuentos, compartir sus juegos... es una excelente manera de acercarse a nuestros hijos y ayudarles a desarrollar sus capacidades. Cuanto más pequeño sea el crío, más fácil resulta establecer con él unas relaciones de amistad y confianza que sienten las bases de un futuro entendimiento óptimo. Por eso, tenemos que reservarles un huequecito diario, exclusivamente dedicado a ellos; sin duda, será tan gratificante para nuestros hijos como para nosotros.A ellos les da seguridad saber que siempre pueden contar con nosotros. Si a diario queda poco tiempo disponible, habrá que aprovechar al máximo los fines de semana.

6. Acepta a tu hijo tal y como es.

Cada crío posee una personalidad propia que hay que aprender a respetar. A veces los padres se sienten defraudados porque su hijo no parece mostrar esas cualidades que ellos ansiaban ver reflejadas en él; entonces se ponen nerviosos y experimentan una cierta sensación de rechazo, que llega a ser muy frustrante para todos. Pero el niño debe ser aceptado y querido tal y como es, sin tratar de cambiar sus aptitudes.No hay que crear demasiadas expectativas con respecto a los hijos ni hacer planes de futuro. Nuestros deseos no tienen por qué coincidir con sus preferencias.


7. Enséñale a valorar y respetar lo que le rodea.

Un niño es lo suficientemente inteligente como para asimilar a la perfección los hábitos que le enseñan sus padres. No es preciso mantener un ambiente de disciplina exagerada, sino una buena dosis de constancia y naturalidad. Si se le enseña a respetar las pequeñas cosas -ese jarrón de porcelana que podría romper y hacerse daño con él, por ejemplo-, irá aprendiendo a respetar su entorno y a las personas que le rodean.Muchos niños tienen tantos juguetes que acaban por no valorar ninguno. A menudo son los propios padres quienes, como respuesta a las carencias que ellos tuvieron, fomentan esa cultura de la abundancia. Lo ideal sería que poseyeran sólo aquellos juguetes con los que sean capaces de jugar y mantener cierto interés.Guardar algunos juguetes para más adelante puede ser una buena medida para que no se vea desbordado y aprenda a valorarlos.

8. Los castigos no le sirven para nada.

Los niños suelen recordar muy bien los castigos, pero olvidan qué hicieron para "merecerlos". Aunque estas pequeñas penalizaciones estén adecuadas a su edad, si se convierten en técnica educativa habitual, nuestros hijos pueden volverse increíblemente imaginativos. Disfrazarán sus actos negativos y tratarán de ocultarlos. Podemos ofrecerles una conducta aceptable con otras alternativas.

9. Prohíbele menos, elógiale más.

Para un crío es tremendamente estimulante saber que sus padres son conscientes de sus progresos y que además se sienten orgullosos de él. No hay que escatimar piropos cuando el caso lo requiera, sino decirle que lo está haciendo muy bien y que siga por ese camino. Reconocer y alabar es mucho mejor que lo que se suele hacer habitualmente: intervenir sólo para regañar.Siempre mencionamos sus pequeñas trastadas de cada día. ¿Por qué no hacemos lo contrario? Si, con un gesto cariñoso o un ratito de atención resaltamos todo lo positivo que nuestros hijos hayan realizado, obtendremos mejores resultados.

10. No pierdas nunca la paciencia.

Difícil, pero no imposible, Por más que parezcan estar desafiándote con sus gestos, sus palabras o sus negativas, nuestro objetivo prioritario ha de ser no perder jamás los estribos. En esos momentos, el daño que podemos hacerles es muy grande. Decirles: "No te aguanto"; "Qué tonto eres"; "Por qué no habrás salido como tu hermano" merman terriblemente su autoestima. Al igual que sucede con los adultos, los niños están muy interesados en conocer su nivel de competencia personal, y una descalificación que provenga de los mayores echa por tierra su autoconfianza. Contar hasta diez, salir de la habitación..., cualquier técnica es válida antes de reaccionar con agresividad ante una de sus trastadas.En caso de que se nos escape un insulto o una frase descalificadora, debemos pedirles perdón de inmediato. Reconocer nuestros errores también es positivo para ellos.

HOLA RATONCITO, SOY YO DE NUEVO ALVARO MONDACA

HOLA RATONCITO, SOY YO DE NUEVO ALVARO MONDACA DE ARICA-CHILE, ACABO DE BOTAR MI SEGUNDO DIENTE DE LECHE...UY!!!! VOY RAPIDO A PESAR DE MI AÑITOS. HE ESPERADO COMUNICARME CONTIGO PARA CONTARTE Y ESPERARTE ESTA NOCHE...UN BESO GRANDEEEEEEEEE Y GRACIAS POR ACORDARTE DE MI..ahhh y vi tu peliculaaaaaaaa, muy lindaaaa

jajaja. esta familia!!! cuántos viajes me tengo que hacer por ustedes!! pero bueno, ese es mi trabajo de Ratón. No me han enviado sus comentarios sobre el cuentito que els envie. los espero!! Dientileche , "El Pais de los Niños" I y II . besitos ratonescos a todossssssss!!
 Hola Ratoncito! soy la mamá de Alvarito!!!.jajaja, y luego tendrás que volver,por una de las paletas , que ya esta suelta, jajaja, sorry....y nos gusto mucho el cuento...alvaro siempre pregunta por el ratoncito si es que le escribió y que si le dice algo, yo le respondo que el ratoncito tiene que visitar a muchos niños, pero que se acuerda de todos sus dienteleches y ahi se quedo tranquilo, se durmió temprano para que venga...jajjaja, que  hermosa es la inocencia de nuestros niños, tan pura....un abrazooo

UYYYYYYYYYYY DIOS!!! tendré que ir por una paleta también.!! esa paleta estrá genial para la construcción de la Biblioteca de Dientileche que se viene ya!!! besitos ratonescos y dulces sueños para Alvarito!!!☆☼☆
 

En el día de los Papisssssssss!! mi primo Topo Gigio les cantaaaaaaa

FELIZZZZZDIAAAAAAAAAAAA TODOS LOS PAPIS DE LAS CUEVITAS!!!!!!!!!!!!UN HERMOSO Y GRANDOTEEEEEEEE BESO RATONESCO DE TODOS LOS DIENTILECHES!!! Y UNO ENORRRRRRRRRRME Y MIO JUAZZZZZZZZZZZZZZ"

hermoso mensajito de: Padre Especiales Argentinos

PADRES ESPECIALES ARGENTINOS Le regalo a mi papá una sonrisa de plata que es la que alumbra mi cara cuando de noche me tapa. Le regalo a mi papá una colonia fresquita por no soltarme la mano cuando me duele la tripa. Le regalo a mi papá una armadura amarilla que le proteja del monstruo que espanta en mis pesadillas.
Gracias Papissssssssssssssssssssssssss!!!

Escribió el Dientileche Sammyyyyyyyyy!!!

hOLA RATON PEREZ me llamo Samuel,y estoy muy triste porque en mi escuela un niño me tiró mi diente


a la basura y yome enoje´mucho y creo que no vas a venir a mi casa porque no tengo el diente,mi mamá me dice

que si va a benir el ratón y que le escriba una carta y por eso te escribi raton perez.. vas a pasar a mi casa

porque te voy a esperar pero a donde vas a encontar mi diente que lo tiraron a la basura en mi escuela..hasta luego
Respuesta a mi querido  Sammy!!
 
Hola querido Dientileche Samuel!!!


Qué feliz me hace al recibir tu cartita!!!!
Triste??? cómo es eso!! Ningún niño debe estar triste porque la vida es hermosa!! y mucho menos enojado, porque no es bueno y tu alma, y corazoncito se entristecen.Todo tiene solución en la vida mi querido dientileche Samu.jiiiiiiiiiijiiiiiiiiiijiii.

Mi querido dientileche, te cuento.. que cuando a ti se te cayó tu dientecito, y tu amiguito lo tiró a la basura, es que seguramente no se dió cuenta. Seguramente seguirán siendo tan buenos compañeros com siempre.

Soy el Ratón Pérez y todo lo se jiiiiiiiiiiijiiiiiiiiiiiii, tambien se que sé te ha caído tu dientecito y que en su lugar tienes una hermosa ventanita de la cuál nacerá un hermoso y fuerte dientecito que estará en tu boquita por toda tu vida y al cuál debes cuidar mucho mucho con cepillados y comida sana. Menos dulces y mas frutas y verduras.

Al escuchar el ruido de tu dientecito, te cuento que yo identifico enseguida los distintos ruidos que hacen los dientecitos de mis dientileches cuando se caen (son como perlas de cristal y suenan como ellas) salgo entonces rapidamente a buscarlo.


Tu dientecito ya esta en mi poder y por eso quiero hacerte un hermoso regalo . En primer lugar, el distintivo que tienen todos mis dientileches, y en segundo Mi cuento. "Dientileche, El País de los Niños ) I y II.


Espero que te guste mi regalito y que lleves el cuento a tu colegio y lo compartas con tus compañeritos, incluso con aquél que sin darse cuenta tiró tu dientecito a la basura. Entoces, esatré muy contento contigo por tu acción.

Te envió un enorme beso ratonesco para ti, para tu familia y para los niños de tu colegio


P/D: Eseprro la fotito de tu hermosa ventanita para poner en el blog junto al slide de los dientileches.


Ratón Pérez

http://lascuevitasdelratonperez.blogspot.com
·Cada dientito bien cepillado

será una perla brillante en tu linda boquita·

Cariños . Ratón Pérez

http://olgaydaniel.blogspot.com y.. entrá a nuestra Cuevita!!!! http://lascuevitasdelratonperez.blogspot.com y http://elclubdelosdientesdeleche.blogspot.com .

Consejo Nº 3 del Dr. Alexis

Hola Dientileches:




Ya saben bien que para dejar los dientes lustrosos y sanos y etc, etc (todo eso que decía mi abuelo) hay dos grandes secretos; que de tan sabidos YA NI SON SECRETOS: Cepillarse los dientes y visitar al odontólogo.



¿Sólo esos dos? Bueno, hoy podríamos agregar un tercero muy importante, y que tiene que ver con los

dulces. Si, las golosinas (caramelos, chocolates, chupetines) son muuuy ricas pero hacen mal a los dientes, porque empiezan a aparecer las caries, que más adelante les voy a contar bien qué son.



¿Entonces? ¿No hay que comer más ningún dulce? Lo ideal sería comer pocos o cambiarlos por cosas saladas o frutas, y cepillarse bien después de haberlos comido. Si empezamos a cepillarnos cada vez que comemos un dulce, vamos a poder seguir disfrutando de esas cosas tan ricas que a todos nos gustan!






Saludos!!!
El Doctor Alexis

Consejito Nº 2 del Dr. Alexis

Hola Dientileches:




Hablemos del segundo gran secreto para dejar sanos, blancos, lindos y lustrosos los dientes (como decía mi abuelo). Los dentistas somos los doctores que arreglamos los dientes, es cierto, pero no sólo eso. También somos quienes cuidan los dientes. Y es por eso que ir a visitar al dentista dos veces por año como mínimo es muy bueno para tener una cuidada la boca.



¿A qué edad hay que ir? Desde que hay dientes hay que cuidarlos. Con dos visitas por año es suficiente para controlar que sigan todos los dientes blancos, lindos, sanos y lustrosos; y para controlar también que los estemos cepillando correctamente.



Así que el segundo secreto es: ¡Hay que visitar al odontólogo cada 6 meses!



El doctor Alexis

14 Fito obtiene respuestas

Acomodándose para dar una explicación a Fito y a los demás niños montados en la Rueda de la Vuelta al Mundo, y haciendo una seña al anciano para pedirle que esperara un poco antes de cobrar, el Ratón Pérez comenzó su pequeño discurso:


-“Queridos niños: aquí en el País de Dientileche todos los niños son iguales, y por lo tanto todos tienen que pagar sus juegos, diversiones, y lo que quieran disfrutar. Pero aquí todo es mágico, sólo aceptamos sonrisas brillantes como pago. No existe el dinero.”

Fito, los Manu, Bryan, Camila, Abril… todos, se largaron a reír. Podían seguir jugando junto al Ratón y a sus amigos pues ninguno de ellos había olvidado en su casa la cajita de porcelana blanca llena de sonrisas. Llaman la atención del viejecito y, cada uno desde su asiento en la Rueda, le envía el valor de su boleto, es decir, una mágica sonrisa brillante y voladora.

Cuando la Rueda comienza a girar, todos saludan felices al que ahora saben que será el cobrador de los juegos del Parque. Pero a Fito le quedaban dudas acerca del bastón y de la caries del anciano, y nuestro amiguito no soportaba nunca que no le aclararan algo. Aunque ahora ya creía comenzar a comprender no solamente estas pequeñas cuestiones sino la principal que buscaba desde hacía mucho:

¿Qué hace el Ratón Pérez con los dientecitos
de todos los niños del mundo?

-“Entonces ya tengo la respuesta a la gran pregunta. Los coleccionas para construir el País de Dientileche.” – dijo al Ratón, a lo que éste replicó sonriendo: -“Exacto, amiguito, exacto.”

Fito, deslumbrado y con una sonrisa de oreja a oreja por descubrir el secreto, continuó diciendo: “-Y por eso vemos que hay personas como este viejecito con cabeza de muela careada, y como los Payamédicos…” – agregó exaltado mientas Pérez continuaba asintiendo con la cabeza y los otros niños gritaban: “¡Bien, Fito, bien!”

El Ratón Pérez completó su relato. –“Chicos, hay dientes y muelas de todas la generaciones: de sus papás, de sus abuelos, de sus bisabuelos,… Aunque ustedes no lo crean, las personas grandes fueron alguna vez dientileches como ustedes. Y antes no sabían cuidarse como ustedes ahora: no se cepillaban los dientes varias veces al día, comían muchos dulces y poca fruta, no visitaban con frecuencia a su odontólogo amigo… Y no solamente se cariaban sus dientes sino además esto les provocaba otras enfermedades. Por eso encontrarán aquí no sólo dientecitos de los niños sanos sino también de los que ya no son niños y de los que no fueron tan sanos. El País de Dientileche está siendo construido con todos los dientecitos de los niños del mundo, de ayer, de hoy y de mañana.

Los niños exclaman a coro: -“¡Gracias, Pérez, te queremos! ¿Podemos seguir con la visita? ¡Esto está genial!”

13 El vendedor de boletos

La Rueda de la Vuelta al Mundo cargada de niños y con el Ratón Pérez también a bordo estaba muy quieta. Fito, en cambio, tan inquieto como sus amiguitos. Miró a su ratonesco compañero de asiento y le preguntó: -“¿Cómo haremos para pagar el boleto para que la rueda comience a girar?”


El Ratón le sonrió mientras decía, al tiempo que se liberaba de sus elementos de seguridad y se ponía de pie: -“En primer lugar, tú y todos los otros pasajeros deberán sonreír para que yo pueda ver las hermosas ventanitas que quedaron cuando su dientecito cayó. Ese dientecito que ahora forma parte del País de Dientileche.” – Golpeando sus manos dijo a través de un aparato que lo intercomunicaba con todos los asientos: - “¡A ver, niños! ¡Muéstrenme la ventanita en su boca! ¡A la una, a las dos y… a las… tres!”

Y todos juntos le brindaron su mejor sonrisa. Luego Pérez volvió a sentarse y asegurarse mientras Fito lo miraba para tratar de descubrir qué era lo que aún faltaba para comenzar la Rueda a girar. Si el Ratón había dicho antes “en primer lugar” era porque habría algo “en segundo lugar”.

-“¡Alto, alto” – se escuchó a lo lejos. –“¡No me han pagado la vuelta para la Rueda!”

Todos los niños miraron asombrados hacia el lugar desde donde provenía la voz. Vieron que venía acercándose un viejecito, con bastón en mano, caminando lentamente. ¿Quién sería?

Cuando estuvo cerca, pudieron notar que traía anteojos y su cabeza tenía forma de gran muela cariada en su lado derecho. ¿Por qué necesitaba un bastón si aquí no existía ninguna enfermedad? ¿Y por qué su cabeza no era una muela blanca y brillante como una perla?

-“¡Niños! ¡Paguen!” – dijo el Ratón por el intercomunicador. Todos se miraron asombrados pues ninguno tenía ni una moneda. Entonces, asumiendo la representación del grupo, Fito dijo: -“Querido Ratón Pérez. Con toda nuestra tristeza te debemos informar que nos bajaremos de la Rueda ya que ninguno de nosotros ha traído dinero.”

-“¿Qué” – les aclaró Pérez riéndose mucho, mucho mientras se tomaba la panza con una mano y el sombrero con la otra. –“Les dejé escrito en mi nota en papel de queso dejada bajo su almohada que al venir no olvidaran su cajita mágica de porcelana blanca con forma de dientecito porque iba a serles muy útil en el País de Dientileche.”

-“¡Síiii!” – gritaron todos los niños al unísono a través del micrófono junto a su asiento.

-“Bueno” – les respondió el Ratón. – “Todos deben haber curioseado y entonces ya saben que la cajita está llena de sonrisas felices, titilantes cual lucecitas de navidad y capaces de volar. Ahora sabrán para qué sirven esas sonrisas en el País de Dientileche.”

12 El Ratón Pérez revela un misterio

-“Mi querido amiguito. Eso que ves es la magia que le colocamos aquí a cada niño. La luz viene del luminoso infinito, mezclada con los rayitos del sol y de tantas otras estrellas que parecen titilar.”


Fito lo escuchaba con toda su atención y mirando hacia arriba pues ahora sabía cuál era una de las fuentes de donde provenían las maravillas del lugar.

-“Como ves, los niños son felices aquí. Corren, juegan, disfrutan. En el País de Dientileche no existen enfermedades, dolor, tristeza, hambre, pobreza ni niños desaparecidos como ya hay demasiados en tu planeta Tierra.”

-“¿Por eso ahora los Manu y otros nenes que no podían jugar felices, lo hacen aquí?” – acotó Fito al tiempo que guiñaba un ojo al Ratón con aire de complicidad haciéndose ver como un niño más grande que había comprendido todo ese secreto.

-“Así es, mi pequeño dientileche.” – asintió Pérez comenzando a caminar lentamente hacia otro sector del Parque seguido de cerca por su preguntón compañero, curioso como todo niño.

Llegaron juntos a la Rueda de la Vuelta al Mundo. Era enorme y rarísima. No había caños de hierro como en otras que había conocido por fotografías sino que aquí eran hilos dentales trenzados y parecían muy fuertes. Los asientos estaban hechos con forma de dientecitos y muelitas blancos y brillantes. Esas barras que tenían para sujetarse eran tubos rellenos con pasta dental de diferentes gustos. Y los rayos que hacían girar la Rueda eran largos cepillos dentales de colores muy diversos.

Al momento de subir a ella, queriendo compartir su emoción, Fito comenzó a dar gritos llamando a sus amiguitos.

-“¡Suban! ¡Suban, chicos!” - Y luego, dándose vuelta hacia el Ratón, lo abrazó con afecto y agradecimiento. –“¡Ay, Pérez! ¡Qué feliz estoy! ¡Y no sólo por mí sino también por mis amiguitos!”. Ocuparon sus asientos y se colocaron el tubo de dentífrico cuya función ya conocemos. Pero el Ratón le señaló algo que colgaba a su lado. Era un hilo dental que actuaba como cinturón de seguridad porque nadie debía allí sufrir ningún accidente. Fito se lo ajustó como hacía siempre en el automóvil de la familia.

Paso a paso, de a dos por línea, todos los niños fueron subiendo a la Rueda, sentándose y asegurándose hasta que todos los lugares fueron ocupados. Pero el enorme juego no comenzaba a girar como esperaban. Fito recordó que en otros parques había que pagar boleto y esperó que alguien viniera a cobrarles. Pero, ¿quién?

11 El primer diálogo entre amigos

-“¿Has visto a la Payamédica?” – le preguntó el Ratón Pérez.


El pequeño abrió unos ojos enormes en los que se veían muchas dudas.

-“¡Sí, Pérez, sí! ¿Por qué?” – se preocupó Fito pensando que quizá no había cumplido alguno de los pasos necesarios.

Su nuevo amigo lo tranquilizó.

-“Entonces subamos y juguemos juntos en esa hermosa Rueda de la Vuelta al Mundo” – dijo el Ratón mientras señalaba algo.

Fito miró hacia ese lugar. Fue como descubrir de pronto un espectáculo sorprendente. Estaba deslumbrado. Sus ojos no alcanzaban a ver tantas maravillas al mismo tiempo.

No sabía si hablar con el Ratón Pérez, si mirar hacia arriba, si mirar hacia abajo, si mirar hacia el centro. Todo en Dientileche era mágico.

Decidió posar su mirada sobre un gran grupo de hombres y mujeres vestidos como la doctora Endotelina.

-“¡Son Payamédicos!! – dijo Fito que ahora podía reconocerlos por sus coloridos trajes de payaso, sus cabezas con forma de dientes y los estetoscopios colgando de sus cuellos. Lo sorprendió la cantidad de niños que los rodeaban, muchos de ellos conocidos por él: los hermanitos Manu y Camila, el otro Manu, Sofi, Abril “la chaparrita”, Bryan, Juani, Ian, Taiel, Jazmín, Valentín, Sabri, Francisco, Mía, Augusto, Morena,… y muchos más.

¿No era que Sofi estaba desaparecida y todos la buscaban? Pues aquí estaba, jugando con otros niños. ¿Y no eran algunos de ellos los que no podían ni moverse por alguna malita enfermedad que los aquejaba? Fito miraba cómo Manu, corría de un lado a otro persiguiendo a su hermana Camila que no se dejaba alcanzar. Y así todos disfrutaban del mágico lugar.

“¿Por qué, Pérez, aquí los niños están todos bien y felices?”.

“Sigue mirando a los Payamédicos. Fíjate. ¿Ves que forman una doble fila con sus manos en alto entrelazadas? Así crean el túnel por el que pasan todos los dientileches, dejando caer sobre ellos ese baño de luces de siete colores que les da salud y felicidad. “

Fito no sabía bien qué pasaba. Los niños salían corriendo muy alegres de ese túnel mágico. ¡Qué lindo era verlos así!

10 Cuando Fito conoció a Pérez

-“¿Alguien me llama?” – se escuchó una dulce voz que parecía venir de todos lados a la vez porque el eco la devolvía sin que se supiera cuál era su origen.


-“¡Pérez! ¿Eres tú? ¡Aquí! ¡Aquí! ¡Fito...! ¡Llegué siguiendo todas las indicaciones que me diste…! ¡Hasta la cajita mágica y blanca traje…! ¡Ésa con forma de diente que está llena de sonrisas que guardé muy cuidadosamente para traerlas conmigo…! ¿Dónde estás, Pérez, no te veo! – Fito estaba al límite de su emoción. Oír la voz de su personaje favorito le anunciaba que muy pronto lo conocería como había soñado tantas veces.

-“¡Aquí, aquí, Fito! ¡En el Parque de Diversiones!” – respondió el Ratón. – “¡Ven! ¡Te esperamos!”

Rápidamente la Payamédica desapareció y regresó arrastrando un nuevo portal con forma de Arco Iris algo más pequeño que el de la entrada y que mostraba un colorido cartel rodeado por luces brillantes invitando:

“Bienvenido al Parque de Diversiones de Dientileche”

-“¡In..cre…í…ble….!” – gritó Fito.

Ante él pudo ver todo un Parque de Diversiones construido con dientecitos, muelitas,…

-“¡Qué hermoso!. Nunca imaginé que existiera un país así!”

-“¡Ven, Fito!” – le dijo el Ratón mientras se acercaba al pequeño Arco Iris para dar la bienvenida al deslumbrado niño. Y así, por primera vez, éste pudo verlo cara a cara.

-“¡Eres tal como me leyó muchas veces mi papi en un cuento!” – le confesó Fito. – “Lo recuerdo perfectamente: un ratón muy pequeño, con sombrero de paja, lentes de oro, zapatos de lienzo crudo y una cartera roja cruzada a su espalda. ¡Qué feliz estoy por conocerte en persona!”

-“También yo por recibirte en Dientileche.” – expresó el Ratón Pérez con una dulce voz ratonesca. – “Te estábamos esperando”.

Ya Fito había llegado junto a él. Pérez se inclinó mientras el niño se ponía en puntas de pie y así un afectuoso beso en su mejilla selló la bienvenida.

Luego el Ratón puso su mano en el hombro de Fito y comenzaron a caminar juntos por el Parque, manteniendo al mismo tiempo una conversación que se haría inolvidable quizá para ambos.

09 ¿Qué son los Payamédicos?

-“¿Te puedo llamar ‘Paya’?”


-“¡Por supuesto, Fito! Así me llaman todos los niños.” – le aclaró ella.

-“¿Y qué hacen los Payamédicos?” – quiso saber.

Ella puso su mano sobre el hombro de Fito para inspirarle confianza.

-“Somos un grupo de amigos con corazón de médico y alma de payaso. Además de curar a nuestros pacientes grandes y pequeños que están internados en los hospitales les alegramos la vida con juegos y canciones. Porque eso también ayuda a que sanen más rápidamente. La alegría, Fito, es medicina para el espíritu.” – le aseguró su nueva amiga Payamédica.

-“Paya… ¿te puedo hacer otra pregunta?” – se animó a consultar el niño, ahora más tranquilo y relajado. – “¿Cómo sabe el globo mi nombre? ¿Y por qué tú también lo sabías? ¿Por qué tu cabeza tiene esa forma?... ”

Mientras el dientileche la llenaba de preguntas, la doctora sonrió divertida.

-“Bueno, bueno… contestaré todo pero de a poco, Fito. Tanto el globo como yo sabemos tu nombre porque en este país sabemos el nombre de cada niño que viene de visita cuando se le cae uno de sus dientecitos. Recuerda que el Ratón Pérez ya lo visitó y lo conoce bien. Y como a ti, le dejó una cajita mágica de porcelana blanca con forma de dientecito llena de sonrisas brillantes y esa nota sobre fino papel de queso que es como un pasaje para realizar una excursión a este País de Dientileche.”

El niño comenzaba a comprender más sobre esto que le estaba sucediendo. La doctora Endotelina continuó explicando.

-“Vas a pasar unas horas con nosotros y luego retornarás a tu casita con los que te quieren, para seguir yendo a la escuela y jugando con tus amiguitos. Pero podrás volver aquí cuando caiga tu próximo dientecito de leche.” – le aclaró para tranquilizarlo.

-“¿Y tu cabeza?” – dijo Fito para reclamar una de sus preguntas no respondida.

-“Tiene forma de esos dientecitos delanteros que llamas ‘paletas’ pero que en realidad se conocen como ‘incisivos’. Excepto el Ratón Pérez y los niños visitantes, los demás tenemos cabeza con forma de dientecito o de muelita. Ya verás.”

-“Bueno, Paya, está bien.” – se conformó Fito, pero agregó con tono de niño caprichoso – “Pero ¿dónde está el Ratón Pérez? ¡Quiero verlo y que me lo explique él! ¡Ufa!” – finalizó reclamando.

08 ¡Bienvenido al País de Dientileche!

Un globo gigante rodeado de luces que parpadeaban recibió a Fito en el País de Dientileche.


Sorprendió al niño lo que estaba escrito allí:

¡BIENVENIDO,
DIENTILECHE
FITO!

¿Cómo sabía el globo que él se llamaba Fito?

Pero lo que ocurrió después casi lo hace caer de espaldas. ¡El globo le sonrió! Y, aunque no lo quieran creer, ¡también le habló!

-“Sigue por el camino de siete colores.” – le dijo el globo con voz muy dulce y afectuosa. Y eso hizo Fito que se quedó con ganas de preguntarle cómo sabía su nombre.

De repente, esa alfombra de luces multicolores lo dejó ante un portal que se veía como la entrada a una cuevita. Allí lo recibió una hermosa y alegre chica con ropas de payaso, nariz redonda y roja, y una enorme boca sonriente con labios pintados del mismo color. Sus dientes eran blancos y brillantes como si fueran perlas de un maravilloso collar.

Pero Fito notó algo raro en ella. Su cabeza tenía forma de diente y estaba coronada por un sombrero payasesco de tres colores, rojo, amarillo y azul, que terminaba en un gran pompón blanco. Además usaba grandes anteojos y de su cuello colgaba uno de esos aparatos que el niño había visto que usaba su médico para escuchar los latidos de su corazoncito. Lo llamaban algo así como “estetoscopio”.

-“¡Hola, dientileche Fito! Soy tu amiga Endotelina.” – le dijo ella mientras se movía graciosamente.

Fito la miró con curiosidad. Había algo que no comprendía.

-“¿Eres una payasa o eres una médica?” – se animó tímidamente a preguntarle.

Ella le aclaró su duda.

-“Ambas cosas. Soy una Payamédica, y tu sonrisa es mi fortaleza.”

07 Atravesando el Arco Iris

El tic-tac del reloj y el palpitar agitado del corazón de Fito eran una misma sinfonía en la oscuridad de su dormitorio, solamente iluminado por la luz de una inmensa Luna entrando por la ventana.


Fito se movía de aquí para allá en su cama. Estaba impaciente por la llegada del nuevo día que venía asomándose. Hasta que un sol radiante lo despertó.

De repente, dio un gran salto desde su cama. Apresuradamente cepilló sus dientes y se vistió. Tomó la nota en papel de queso que le dejó su amigo ratón y siguió las indicaciones tal cual decía esa hermosa letra ratonesca.

Temía olvidar algo, así que leyó la nota nuevamente y se dijo:

“Ya está. Sólo falta que salga el arco iris.”

Pero todavía no eran las 12 horas en punto, como indicaba la nota. De repente:

“¡Ahí está! ¡Ahí está!” – comenzó a gritar Fito. Un brillante y majestuoso arco iris con forma de cuevita de ratón con los siete colores más brillantes de este mundo estaba ante los ojos asombrados de Fito.

“Pérez me dijo que lo mire. Así lo haré.”

Cada vez más abría sus ojos porque temía que, como era él tan chiquito, el arco iris no lo viese. Pero no fue así. Mágicamente Fito, montado en la almohada que tenía firmemente agarrada con una mano en cada una de sus “orejas”, comenzó a volar por un camino de luces de siete colores diferentes que llegaba desde el arco iris hasta él.

Así llega al mismo centro del arco iris y, atravesándolo mágicamente, aparece en otra dimensión en la que lo primero que vio fue un cartel brillante con luces titilantes en el que podía leerse:

“Bienvenido a Dientileche,
el País de los Niños”.